En el Chaco ya nadie llorará sobre la leche derramada

0
400

Muy pronto ni un solo tambero del Chaco llorará sobre la leche derramada – es una forma de decir – por falta de caminos transitables, sobre todo los de la zona de Campo Aceval y comarcas vecinas porque el camino Cruce Pioneros – Campo Aceval, al que bautizaron como “La ruta de la leche”, estará asfaltado mediante un crédito a otorgar el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Fueron muchos años, generaciones, de llorar sobre la leche derramada en plena ruta, no por la rebeldía de los tamberos que siempre fueron mansos sino porque el transporte lechero no puede continuar hacia la industria del Chaco Central por el mal estado de los caminos.

Por fin “La ruta de la leche”, Campo Aceval – Cruce Paratodo será asfaltado. Ya no se perderá la producción tambera.

El productor chaqueño sabía con qué clase de enemigo natural luchaba. Sin embargo, no cejó en el intento de continuar produciendo.

El año pasado, al menos dos millones de litros de leche procedente de esos desconocidos para muchos paraguayos, parajes de la región Occidental fueron arrojados al cauce de las correderas que cubrían y destruían los arcillosos caminos.

Arnoldo Wiens tuvo por una de sus primeras actividades como ministro de Obras Públicas considerar este grave problema de orden social y económico del Chaco por lo que en agosto de 2018 estuvo visitando “La ruta de la leche”, y echando bases a la intensión de asfaltar ese tramo de 138 kilómetros desde Campo Aceval hasta Cruce Pioneros.

Son 1.300 tamberos atrapados en tiempos de lluvia en una zona lechera del Chaco. En tiempos de lluvia no hay cristiano que sea capaz de vencer a sus caminos arcillosos.

Se bajaron las necesidades sobre la mesa de decisiones privadas y oficiales, se coincidieron las ideas para construir la ruta, terminando por plantear un pedido de crédito al BID y, ya que se está en el baile, se amplió la pista y fue incluida, oportunamente, otra zona de iguales características como la que cruza la ruta Villa del Rosario hasta Colonia Volendam, de los productores menonitas.

El proyecto de crédito aparece con el nombre de “Programa de mejoramiento y conservación de corredores agroindustriales” que fue firmado entre el gobierno nacional y el BID. El crédito está identificado con el código 4915/OC-PR y asciende a la suma de 235.000.000 de dólares.

De dicha suma, 185.000.000 provienen de fondos propios del BID y 50.000.000 del Programa de Corea del Sur para el financiamiento de infraestructura en América Latina y el Caribe (KIF, por sus siglas en inglés), que es también administrada por dicha organización financiera internacional.

Con este crédito se financiarán los trabajos a realizarse en el departamento de San Pedro para asfaltar la ruta que parte de Villa del Rosario, cruza por Volendam, Villa de San Pablo y llega hasta el Puerto Mbopicuá. A esa obra se suman los respectivos empalmes que unan a los centros urbanos principales.

En el Chaco se construirán las obras asfálticas en 138 kilómetros beneficiando a los vecinos de Paratodo, Campo Aceval, Cruce Jordan, Cruce Douglas, Cruce Jordán-Ávalos Sánchez. Son 7.300 los productores de esta activa zona los que serán directamente beneficiados, de los cuales 1.300 son tamberos proveedores de leche a las industrias lácteas del Chaco Central.

El crédito del BID fue aprobado en noviembre del año pasado bajo la modalidad de programa global de obras múltiples. El mismo tiene un plazo de amortización de 25 años, un período de gracia de 7 años y medio, y una tasa de interés basada en Libor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here