Lago Ypacaraí: Estudio de impacto ambiental no es una traba dice el Mades

0
133

El Ministerio del Ambiente (Mades) ya se encuentra trabajando en el proceso de análisis del proyecto de recuperación del lago Ypacaraí más viable que se presente a la autoridad siempre y cuando, estos cumplan con el requisito, establecido por la Ley, de tener un Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

Apropósito, el ministro del Ambiente Ariel Oviedo, recordó la reunión mantenida con el intendente de San Bernardino, Luis Aguilar donde habían propuesto el dragado del lago y concentración de los sedimentos en un solo lugar, pero no lo hicieron como una solución al problema del espejo de agua sino para la instalación de una isla que tendría viviendas en el lugar.

Hasta la fecha, tanto el jefe comunal como el grupo inversor que este menciona, no han presentado ningún proyecto conciso con los estudios científicos sobre impacto ambiental de un dragado o cualquier actividad en el emblemático Lago, requerido por las normativas ambientales, informó la cartera ambiental.

En lo que a contaminación se refiere, el ministro dijo que en mayor porcentaje esto se da debido a la presencia de coliformes fecales en el agua, por lo que urge llevar adelante obras de alcantarillado sanitario y plantas de tratamiento de efluentes cloacales en toda la cuenca, como solución de fondo, que no están en manos del Ministerio del Ambiente.

Estas iniciativas deberían partir de los propios municipios de la Cuenca, quienes ya cobran por este concepto en sus impuestos inmobiliarios. La solución para el Lago son las plantas de tratamiento y el alcantarillado sanitario, esta es una cuestión de obras públicas que los responsables deben priorizar de manera urgente, nosotros estamos comprometidos en agilizar todos los estudios técnicos necesarios, pero necesitamos que se presenten los proyectos en cumplimiento con las normas ambientales vigentes, dijo Oviedo.

Recordó además que el hecho de que se pida un Estudio de Impacto Ambiental (EIA), no es una “traba” como se pretende hacer creer, ya que es un requerimiento legal, establecido en el artículo 12 de la Ley Nº 352/94 que habla de “Áreas Silvestres Protegidas”, donde reza “que todo proyecto de obras públicas y privadas que afecte el área protegida, en su zona o en su amortiguamiento, deberá contar con un Estudio de Impacto Ambiental (EIA)”. Se debe tener en cuenta que el lago Ypacaraí es un área protegida con categoría de Reserva de Recursos Manejados.

El titular del Mades recordó que, en una reunión hace una semana con integrantes de la Comisión de Gestión y Manejo del lago Ypacaraí y su Cuenca (Conalaypa), se conversó nuevamente sobre el proyecto de las “geobolsas”, que estarían constituidas sobre un muro ya preexistente (muro Meyer), que finalmente quedó en la nada. El nuevo planteamiento del Ministerio de Obras, de realizar la obra en otro lugar, debe ser planteado con un estudio de impacto Ambiental, que hasta ahora tampoco fue presentado por la Conalaypa, mencionó.

El Ministerio del Ambiente hace hincapié en la formalización de las iniciativas, las cuales deben  realizarse a través del Sistema de Información Ambiental (SIAM) con todas las documentaciones requeridas para su análisis por parte de los evaluadores ambientales.  La institución entiende y acompaña la preocupación sobre la problemática del lago y no está en contra de ningún proyecto que apunte a este objetivo, pero estas deben estar enmarcadas dentro de las normativas vigentes en materia ambiental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here