Abdo deja presidencia pro tempore del Mercosur en manos de Lacalle Pou y cita logros alcanzados

0
161

El presidente de la República Mario Abdo Benítez, en su calidad de presidente pro tempore del Mercosur, presidió la LVI Cumbre del bloque regional que concluyó hoy en nuestra capital y entregó al finalizar la misma, el “martillo” símbolo al Uruguay, en nombre de su presidente, Luis Lacalle Pou quien lo recibió de manera virtual, por ser una cumbre que por primera vez se realiza apoyada por la tecnología.

En su intervención, Abdo Benítez abogó una verdadera integración productiva del Mercosur, aprovechando las necesidades y ventajas de cada país y en tal sentido, pidió la inclusión del sector automotor dentro del esquema comercial del bloque regional para  contribuir con la cadena de producción y consumo.

El presidente sostuvo que pese a las limitaciones impuestas por la pandemia del coronavirus, el Paraguay ha desarrollado la agenda propuesta con la aprobación de normas en cada uno de los órganos decisorios, además de impulsar nuevos e importantes temas.

La realidad imperante nos obliga a repensar la integración desde la lucha contra el covid-19 y el periodo post pandémico, aprendiendo de las experiencias para generar respuestas tempranas a futuro, con un costo menos significativo en la salud y el bienestar de las sociedades, expresó el mandatario paraguayo ante sus pares miembros, presidentes invitados y otras autoridades que participaron del streaming simultáneo.

Abdo Benítez mencionó que a lo largo de este semestre, el Paraguay impulsó acciones  en diversos campos, como la movilidad humana y el comercio, dando especial énfasis a la articulación de acciones sobre vigilancia epidemiológica y asistencia en salud en línea con la declaración sobre coordinación regional para la contención y mitigación el coronavirus y su impacto firmado el 18 de marzo.

Enfatizó la coherencia de los estados partes del bloque regional en cuanto a medidas comerciales y de facilitación del comercio que permitieron la continuidad del intercambio comercial, garantizando el abastecimiento de los mercados, principalmente de medicamentos, alimentos, combustibles y productos de primera necesidad.

Sobre el paso de la pandemia en la región, dijo que la misma dejará secuelas en las sociedades, por lo consideró que la reactivación económica debe tener como pilar central la integración regional.

Para la República del Paraguay la integración regional y el Mercosur en particular son la piedra angular de su política exterior, representando la principal plataforma para su inserción al mundo, dijo, al momento de reiterar la firme voluntad del Gobierno paraguayo, de impulsar una plena integración regional basada en la complementariedad, potencialidad y competitividad en favor del desarrollo sostenible e inclusivo.

Expresó que queda mucho por perfeccionar dentro del Mercosur, es innegable que gracias al Mercosur los flujos de comercio y de inversión intra- bloque han aumentado considerablemente y con ello la interdependencia económica.

Las dificultades presentadas en la pandemia traducidas en una menor demanda interna y externa hicieron que el comercio exterior del Paraguay se contraiga en un 21 por ciento y a pesar de ello el Mercosur representó casi el 70 por ciento de las exportaciones paraguayos y observamos que las cifras de los socios son similares a las nuestras y eso demuestra la relevancia del bloque regional, destacó.

Observó a la par la necesidad de una verdadera integración productiva, aprovechando las necesidades y ventajas de cada país, el sector automotor es un claro ejemplo donde vamos, que todos los países del Mercosur contribuyen a la cadena de producción y consumo por lo que se justifica su inclusión dentro del esquema comercial del bloque.

Recordó que bajo la presidencia pro tempore paraguaya, se ha enfatizado la agenda digital, el comercio electrónico, la adecuación del sector automotor, la convergencia regulatoria, la continuidad del Focem, el fortalecimiento institucional, la revisión del arancel externo común que tiene más de 25 años de vigencia, así como el régimen de origen y la proyección del Mercosur en su agenda externa.

Dijo además que la pandemia del covid acrecentó la relevancia de las herramientas del comercio electrónico como instrumento útil y de rápida respuesta para reactivar el comercio, especialmente el transfronterizo. Afirmó además que la economía digital fue fundamental para el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas.

En cuanto a las negociaciones externas del Mercosur, mencionó que se registraron importantes avances en particular, la conclusión de los capítulos políticos y de cooperación, así como las provisiones horizontales- institucionales generales del acuerdo con la Unión Europea, por lo que según consideró estaría listo para su firma en el próximo semestre.

Destacó que dicho instrumento conformará una de las asociaciones birregionales más ambiciosas de la historia. Igualmente habló de avances en la revisión legal y otros detalles técnicos finales para la suscripción del acuerdo con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) y continuaron los trabajos en las negociaciones con Corea, Canadá, Singapur y Libano.

Relacionando su alocución al Focem, el presidente refirmó su importancia para el proceso de construcción comunitaria y principalmente para el Paraguay como factor de convergencia estructural entre las naciones.

Finalmente dio su agradecimiento por el apoyo a todos los países por el desarrollo de los trabajos efectuados en este semestre y deseó el mayor de los éxitos a Uruguay en el ejercicio de su presidencia del bloque regional. Sepa que en el Paraguay tienen siempre el apoyo para profundizar y fortalecer el proceso de integración, subrayó al finalizar su informe a la cumbre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here