En el Chaco Central desde ahora nunca más faltará agua

0
45

La dependencia del reporte del tiempo y de un par de aguaceros que regaban una vez por meses al Chaco Central ya es historia. El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) finalmente hizo realidad el sueño de los colonos del departamento de Boquerón con los primeros litros de agua tratada que viajan por tuberías de más de 203 kilómetros hasta esta zona productiva.

Luego de una paciente espera, llegaron los primeros litros de agua potable desde la ciudad de Puerto Casado, Alto Paraguay, hasta la ciudad de Loma Plata, en el departamento de Boquerón a través del acueducto construido por el MOPC.

El mismo se trata de una red de tuberías de 203 km construida desde Puerto Casado, donde se realiza la toma de agua cruda y una planta de tratamiento de primer nivel que capta las aguas del Río Paraguay y las transporta hasta Loma Plata en el Chaco Central. Allí se realizará la distribución hacia las colonias menonitas y a unas 84 aldeas  indígenas de la zona, de manera a asegurar el acceso al agua potable a miles de compatriotas que ya no dependerán del reporte climático para obtener agua.

Según cálculos de la cartera de Obras Públicas, la llegada del agua a la zona beneficiará a unas 80.000 personas y les permitirá mejorar la calidad de vida e industria desde el propio corazón del inhóspito Chaco Paraguayo.

Las primeras gotas representa el fin de 21 años de iniciativas y promesas. Este Gobierno Nacional, a través del  Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, logró transportar agua desde rio Paraguay hasta su destino final, el Chaco central donde  se han construido centros de distribución en Loma Plata, Neuland y Filadelfia y la comunidad indígena Pesempo’o.

El el MOPC continuará ejecutando las obras para la distribución del vital líquido, especialmente a comunidades indígenas. En esta etapa 3 del proyecto que está a cargo del Consocio Chaco, se deben hacer la distribución a ciudades menores, como: Villa Choferes del Chaco, Cruce Los Pioneros, Tte. Irala Fernández y comunidades indígenas periféricas de las ciudades de Filadelfia y Neuland; donde se proyecta la construcción de aductoras, redes de distribución y tanques elevados en las comunidades indígenas que serán beneficiadas.

Entre tanto, el Consorcio Aguas para el Chaco, está en fase de terminación de las obras complementarias, entre las que se destacan el tendido de fibra óptica a lo largo de los 203,512 km, alteo de camino y terraplén para accesos a zonas conflictivas como por ejemplo el Estero Yakaré, construcción de alcantarillados y construcciones de bloques de anclajes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here